Impacto de la mortalidad prematura en los años de vida saludable perdidos por diabetes en Cuba. Periodo 1990-2015


Emma Domínguez Alonso, Departamento de Metodología de la Investigación, Instituto Nacional de Endocrinología, La Habana, Cuba
Óscar Díaz-Díaz, Centro de Atención a la Diabetes, Instituto Nacional de Endocrinología, La Habana, Cuba

Objetivo: Describir la tendencia del impacto de la mortalidad prematura en las pérdidas de vida saludable como consecuencia de la diabetes mellitus en Cuba en el periodo 1990-2015. Métodos: Estudio de extensión nacional. Los años de vida saludable perdidos se obtuvieron como la suma de los años de vida potencial perdidos por mortalidad prematura y los años de vida perdidos por morbilidad. Los primeros se calcularon a partir del total de defunciones del país en que la diabetes fue consignada como causa básica; y los segundos como el producto de la severidad asignada a la diabetes en estudios similares, y de la incidencia y la duración promedio, esas dos últimas estimadas mediante el programa DISMOD. Adicionalmente, se obtuvieron indicadores que permitieron describir la tendencia de la edad de los fallecimientos. Resultados: La tasa de años de vida saludable perdidos se incrementó del año 1990 al 2015, de 5.9 a 11.2 por 1,000 en los hombres y de 11.2 a 18.8 por 1,000 en las mujeres, a expensas de las pérdidas por morbilidad (ascensos de la tasa de 2.5 a 8.4 y de 4.3 a 14.8 por 1,000, respectivamente). La tasa de años de vida perdidos por mortalidad prematura descendió en el periodo. La media de la edad de los fallecidos se elevó en ambos sexos, lo que resultó consistente con un ascenso del porcentaje de defunciones ocurridas en edades de 85 años y más del 9.9 al 18.2% de 1990 a 2015. Conclusiones: El incremento de los años de vida saludables perdidos debido a la diabetes en Cuba en el periodo 1990-2015 fue a expensas de la morbilidad y no de la mortalidad prematura.


Keywords: Años de vida saludable perdidos. Diabetes. Cuba. Años de vida perdidos por mortalidad prematura. Años de vida perdidos por morbilidad.